La ruptura de Humala con la izquierda y su relación con el resurgimiento de Sendero Luminoso

Nos ha tomado por sorpresa el resurgimiento de la ideología radical profesada por grupos terroristas como Sendero Luminoso y el MRTA. Ver a movimientos como el Movadef, el Conare-Sutep y Aprodeh no hacen mas que dar cuenta del enorme terreno que han ganado durante todos estos años en los que paradójicamente el Perú ha tenido una bonanza económica histórica.

En esta entrada abordaremos las principales razones para que esto haya ocurrido, a demás de señalar una adicional, que ha sido poco mencionada y que, creemos firmemente, desempeñara un papel fundamental en el desenlace de esta historia. Como adelanto de esto, amigo lector, piense en lo siguiente: ¿Cree usted que el descontento de la izquierda con Ollanta Humala tenga algo que ver con el resurgimiento de la ideología del terror? Esto lo abordaremos al final de esta entrada. Mientras tanto, describiremos brevemente otras de las principales razones para que los grupos remanentes del terrorismo hayan vuelto a la vida:

La inacción del gobierno de Alejandro Toledo en la lucha contra el terrorismo

A pesar del destacable manejo económico, durante su gobierno se dejo inactivo por tiempo indefinido el servicio de inteligencia lo que hizo que se perdiera el rastro de varios miembros de SL y el MRTA. A demás, se dieron beneficios penitenciarios, rebajas de condenas e indemnizaciones a varios terroristas que purgaban condena. Gracias a esto, los condenados por terrorismo, ahora libres, se reagruparon y han vuelto a trabajar como una organización con fines políticos.

Las ONG pseudo-defensoras de derechos humanos

Sendero Luminoso tenia una estrategia tan simple como efectiva. Provocar el accionar coactivo del estado para hacerle perder legitimidad (en otras palabras, hacerlo quedar mal por el uso de la fuerza). De hecho, esta estrategia se sigue poniendo en practica hasta el día de hoy en varias protestas alrededor del país. ¿Pero a que viene esto? Pues a que los otrora miembros de SL y el MRTA junto a sus familiares empezaron a formar ONG con el fin de cosechar lo que sembraron con su estrategia. Esto es, aprovechar el enfrentamiento que tuvieron con el estado para iniciarle innumerables juicios por violaciones a los derechos humanos. Pero la cosa no queda allí ya que a esta escoria de la sociedad se le sumo otro tipo de escoria, los abogados que vieron en estas demandas una gran oportunidad para recibir jugosas tajadas de las, a la vez, jugosas indemnizaciones. Hoy en día ya son duchos en esta practica, tanto es así que a Lori Berenson se le pago USD 30,000 y que a la fecha el Perú tiene 360 demandas ante la CIDH mientras que Cuba no tiene ninguna. Sí, han prostituido la defensa de los derechos humanos y prácticamente tienen secuestrado al estado peruano.

Financiación por parte de la minería ilegal

Los históricamente altos precios de los minerales, en especial el del metal dorado, han creado una fiebre del oro en el país que abarca no solo a empresas mineras formales sino que también a las informales. La minería informal está a la par del narcotráfico ya que a parte de ser una actividad ilícita, genera enormes perjuicios sociales tales como la contaminación desmedida y la prostitución infantil; y a demás mueve millones de millones de dólares. En pocas palabras, hoy en día los mineros informales son un grupo muy poderoso, quizá solo superado por los narcotraficantes, y con todo el dinero que generan, lógicamente tratan de proteger sus intereses. ¿Pero como protegen sus intereses los mineros informales? Pues financiando a grupos radicales para que a punta de protestas violentas boten a las empresas mineras formales para entrar en lugar de ellos a extraer el oro. ¿Y quienes componen estos grupos radicales? Pues nada mas y nada menos que personas ligadas a ideologías nefastas como la de SL y el MRTA que tienen experiencia en causar violencia para provocar el accionar coactivo del estado y hacerlo quedar mal parado ante la población. Walter Aduviri y Wilfredo Saavedra son claros ejemplos del tipo de personas que trabajan en complicidad con la minería ilegal. ¿Por qué cree usted, amigo lector, que los lideres antimineros no luchan para acabar con la minería ilegal tan ferozmente como lo hacen para expulsar a Yanacocha de sus tierras?. Si usted desea mas pruebas de la complicidad entre estos dos grupos nefastos (mineros ilegales y remanentes del terrorismo), puede ver el siguiente informe del IPS que describe la horrenda situación que se vive en Algamarca, localidad de Cajabamba, provincia de Cajamarca; a causa de la minería informal: Oro y sangre en el cerro del Algamarca. Por cierto, amigo lector, no se vaya a dejar sorprender por el discurso pseudo-ambientalista de estas sandias (rojos disfrazados de verde) ya que a estos sujetos les interesa tanto el medio ambiente como a los miembros del Tea Party de Estados Unidos.

Como algo personal, amigo lector, le podemos decir que siempre hemos estado convencidos de que cuando convicciones como la defensa de los derechos humanos, el interés por el medio ambiente y el repudio ante la crueldad contra los animales; son reales, nunca van ligadas a alguna clase de ideología política.

Pobreza extrema, desigualdad económica y exclusión social

Como ya es bien conocido por todos, este es el principal caldo de cultivo para el surgimiento de movimientos como Sendero Luminoso y las FARC. Si bien el Perú ha crecido mucho, aun hay un amplio sector de la población que vive en condiciones paupérrimas y que simplemente no se sienten incluidos dentro de los planes del estado. Hoy en día este sector ha sido acaparado por lideres radicales que a punta de alarmismo y desinformación, los manipulan para sus propios fines llamándolos a una lucha de clases sociales. Claro esta, amigo lector, que la indiferencia de las zonas mas desarrolladas del país ante este fenómeno, ayuda a que estos grupos radicales hagan de las suyas sin que “nadie” se de cuenta.

La educación publica es controlada por la izquierda

Al controlar la derrama magisterial, Patria Roja, el partido mas representativo de la izquierda peruana, tiene el control sobre la educación publica en el país. Ellos son los que impiden cualquier tipo de reforma que apunte hacia la meritocracia (intente mencionarle esta palabra a un profesor del Sutep y vera como este empieza a botar espuma por la boca) como la carrera pública magisterial, que por cierto, ya se tiraron abajo. Pero esta situación ya tiene años, es decir, no es nada nuevo. Entonces, ¿Cuál es el problema? Pues las cosas empiezan a oler a podrido a partir de que la izquierda ha sido tremendamente incompetente para separar de sus filas a elementos terroristas. Es que cuando de echar leña al fuego se trata (azuzar conflictos sociales), no importa si haz matado niños, igual les eres útil. Debido a esto, el Conare-Sutep que no es otra cosa que Sendero Luminoso, ha ganado un poder tremendo, tanto así que esta a punto de expulsar a Patria Roja de la Derrama. Pero esto no queda allí, por que para que el Conare-Sutep haya surgido, ha habido tambien una nefasta mezcla de complicidad y dejadez por parte del estado. Y es que cientos de “profesores” condenados por terrorismo siguen enseñando en las escuelas publicas hoy en día como si nada hubiera pasado ya que pidieron licencia durante el tiempo que duraron sus condenas y luego se reincorporaron a sus labores como si de irse a vacacionar se hubiera tratado. Sí, de Ripley. Podríamos decir que hemos llegado al extremo en el que Sendero Luminoso se ha hecho con el control de la educación publica en el país. ¿Se imagina usted, amigo lector, que a miles de niños se les enseña cada mañana que Abimael Guzmán es solo un preso político? Pues no hace falta imaginarlo, viaje usted a colegios ubicados en zonas rurales y vera que en muchos de ellos, esa es la macabra realidad de todos los días.

Profesores del Conare-Sutep toman el municipio de Huamanga en Ayacucho

Finalmente, llagamos a la ultima y mas reciente razón para que los remanentes del terrorismo hayan ganado tanto terreno:

La “traición” de Ollanta Humala

En nuestra primera entrada hablamos sobre Ollanta Humala y su relación con los conflictos sociales. Y a partir de eso obtuvimos una conclusión – a modo de predicción en aquel entonces – y esta era que el ahora presidente Humala no iba a poder decirle que “no”  la minería por que necesitaba de su importante aporte a la caja fiscal para poder poner en marcha sus tan prometidos programas sociales como Beca 18 y Pensión 65 (a los que por cierto se le han sumado otros como el seguro oncológico universal). Y que por este motivo, iba a tener que romper de una u otra manera con aquel sector que votó por él por convicción durante la primera vuelta electoral presidencial del 2011; y que a demás, por tener tan altas expectativas para con él, este sector le iba a terminar guardando mas rencor a Ollanta Humala que a Alejandro Toledo o al propio Alan García.

Pues bien, ahora podemos ver que esa “predicción” se cumplió y prueba de ello es el firme apoyo del gobierno hacia la actividad minera y la frustración que sienten hoy en día los sectores de izquierda que describen el accionar de Ollanta Humala como una gran traición.

¿Pero cree usted, amigo lector, que todo queda en una pataleta? Pues para nada. Si bien un sector de la izquierda da por perdida la batalla y espera la llegada de otro líder como Humala para llegar al poder en un futuro, otro sector, cada vez mas amplio, ha perdido la esperanza en que un líder de discurso moderado logre satisfacer sus deseos por lo que ahora desean la llegada de un líder de un discurso realmente radical como el de Abimael Guzmán o Polay Campos, lo cual no hace otra cosa mas que empoderar y engrosar las filas de las organizaciones pro-terrorismo como el Movadef.

Y este ultimo factor para el resurgimiento de la ideología del terror es quizá el menos percibido por ser el mas reciente pero que sin embargo, y al igual que los otros, traerá consecuencias que nos estallaran en la cara cuando menos lo esperemos. Pero a demás de ser el factor menos percibido, puede que hoy en día sea el mas peligroso. ¿Y por que? Por que si tomamos en cuenta el hecho de que los remanentes del terrorismo ya están reagrupados y trabajando como una organización con un claro objetivo, un modus operandi y una financiación importante; lo único que les falta para tentar el poder es un líder, un líder radical como Abimael que con toda seguridad cumplirá con sus deseos. Y la llegada de ese líder, el “anticristo” peruano puede no tardar mucho. Quien sabe y ojala me equivoque, pero el viraje de Humala puede que haya sido el ingrediente final para que esta pócima venenosa este completa y que en el 2016 tengamos a Sendero Luminoso (con otro nombre), postulando a la presidencia de la republica.

Para terminar, las cifras de la Defensoría del pueblo parecen corroborar nuestra idea de que por un tema de expectativas, a Ollanta Humala le ira peor en el aspecto de los conflictos sociales que a sus predecesores [UPDATED]

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s